sábado, 2 de junio de 2018

Un Antes y Un Después
Hola primeramente me presento me llamo Hallar Damouni, y fui una las elegidas para irme de Erasmus+, y fui elegida para ir a Italia, que es el destino que mas me llamaba la atención y mas me gustaba, hablaré  de mi experiencia Erasmus, y también hablaré de mi experiencia personal.
Nuestro destino es de 45 días y ya hemos pasados 25 nos quedan 20.

Siempre me llamo la atención lo de ir de Erasmus, es más siempre he querido vivir esta experiencia, siempre que mi tutor preguntaba quien queria ir era la primera en levantar la mano y es que sonaba tan bonito todo, al principio nos dijeron que solo habia dos destinos Irlanda y Malta y de los dos destinos ningunl me llaba la atención pero aún así me da igual dónde ir ya que lo que quería era vivir la experiencia, y luego nos dijeron que este año habia tambien Italia y pues yo me tire de cabeza hacia ese destino, y quien nunca ha querido ir a Italia?, yo por lo menos siempre lo desee y después de aprobar las clases, nos apuntamos y nos aceptaron y aqui estamos.Os preguntareis porque estoy hablando en general y no es porque este loca sino que gracias a dios y a los profes estoy viviendo esto con mi mejor compañera, mi hermana.
Empeze el viaje con muchos nervios, incertidumbre, desconcierto y dudas madre mia cuántas dudas,tantas que incluso pensé en no venir pero bueno pensé que era normal y que todo lo bueno empieza con un poco de miedo y ahi estaba yo con mis inseguridades montandome en el barco y empezando la aventura con mis compis.
El trayecto fue incómodo por el peso de las maletas pero fue cómodo por el tren y el avión al llegar a bolonia flipamos por el tremendo calor que hacia y desee que en padova fuese diferente , pero no hacia igual o más. Nos recogieron para llevarnos a las casas ya que cada uno vivia en una casa diferente menos mi hermana y yo que estabamos juntas.

La Llegada ha la casa
Bueno la llegada fue un poco shock ya que viviamos lejos de nuestros compañeros y al entrar pues nada es como te lo imaginas alomejor mis expectativas eran muy altas pero la realidad es otra y es que nunca vas a tener las comodidades de tu casa y eso es algo que debia aprender en esta experiencia y es algo que te hace ver las cosas diferentes y es una realidad que creo que todo el mundo debe de experimentar, compartimos (bueno compartiamos que ya se fueron) con dos chicas españolas de Bilbao y nos hacian la convivencia mas amena y más llevadera con nuestras charlas nocturnas, alfin y alcabo todo lo que te haga crecer como persona y madurar viene siempre bien.
El primer dia fue el más duro tanto que pense hasta en volver pero una de mis compañeras me dijo que ella también paso por eso y que con los dias seria todo diferente, y asi fue apartir del segundo dia ya todo era diferente me sentia como en casa la ciudad es pequeña y se hace muy facil aprenderte las calles y salir. Salir solo se hace difícil por el calor y porque es Ramadán y es algo que no nos deja disfrutar al máximo esta experiencia y es la única pelusilla que me llevo de todo esto.

Albero Del Miele

Ese es el sitio donde me asignaron hacer las prácticas, es una guardería y llevo toda la administración y estoy muy contenta con el sitio y con mis compañeras y mi jefa y como no con los niños. Me dedico básicamente a pasar horarios, recibos, inscripciónes, etc... es lo que he estudiado asi que estoy encantada com el sitio y con lo que hago. Lo único "malo" es la distancia que estoy a 1h y dos buses y lo pongo entre comillas porque ni tan mal a todo se acostumbra uno y aquí todo mundo lo hace para desplazarse asi que bien.
Italia 🇮🇹
Que decir de este preciosa pais sin duda es el mejor destino ya que cada sitio, cada ciudad, cada callejon es inolvidable por su magia y su belleza. Aqui desplazarse a las ciudades cercanas es muy fácil, económico y rápido en tren y es algo que aconsejo ha todo mundo que venga aquí, porque italia tiene mucho que mostrarte y te aseguro que acabaras enamorad@ de este país. Yo no he podido ver mucho ya que desgraciadamente el ramadán nos dificulta mucho las cosas aqui porque hace muchísimo calor y se hace muy duro salir pero hemos visitado Venezia y Verona por ahora me quedo con el prato de la valle (padua) , con la casa de julieta (verona) y como no, venezia y sus canales por destacar algo porque de quedarme me quedaría hasta con el último callejon de Italia, así que os recomiendo esta localización.
 Si me preguntais si recomiendo la experiencia, diría que obviamente si, paraa quien quiera salir de su comodidad, madurar y ha quien le guste la aventura vaya que se lo recomiendo a todo el mundo porque sin duda por H o por B se hace inolvidable y es algo que nunca se va a repetir. Por lo general diria que deberiamos tener mucha más información de todo antes de apuntarnos para que todos tengamos claro hasta el mínimo detalle y asi nadie se llevaria sorpresas ni buenas ni malas , pero bueno eso es bastante complicado asi que bueno,me despido agradezco ha mis compañeras de piso haberme echo más amena la estancia, a mi familia por apoyarme y mis amig@s , ha J.Jesus por acompañarnos y ayudarnos en todo y a mi hermana por aguantarme, ayudarme en todo
GRACIAS besos desde ITalia 🇮🇹 

viernes, 25 de mayo de 2018

Primeras semanas en Malta

Las primeras semanas han sido caóticas hasta que me he acostumbrado a los autobuses, que está bastante mal organizado, pero bueno, es un sitio muy bonito y lleno de turismo, que es algo que a mi me fascina, ver personas de todo el mundo en cualquier esquina. Lo que mas me ha gustado a sido la valletta, que es la capital de malta donde todos los dias hay fiesta y muy buen ambiente. Mi mayor problema aquí es el idioma, ya que se hablar poco inglés, pero poco a poco vas a aprendiendo ya que aqui puedes conocer a cualquier estudiante de cualquier parte del mundo y puedes practicar el idioma con ellos y te vas acostumbrando a todo esto. Me gusta el clima de aqui ya que es bastante caluroso y hay buenas playas para visitar. Por ultimo os dejo alguna foto para que veáis lo bonito que es este sitio




Amal, Galway, Irlanda


Parece ayer cuando llegamos con nuestras maletas, cuando sentíamos el frío por el cuerpo y mirábamos a todos lados sin perder detalle para recordar por donde andamos. Así comenzó todo, como me decía mi amiga, todo lo bueno comienza con un poco de miedo, y a partir de mañana comienzan los últimos 7 días en Galway, Irlanda.


Mi experiencia ha sido maravillosa con mis compañeros, siento tener que nombrarlos tanto, pero será por el cariño y el aprecio que les he cogido en todo este tiempo, y es que gracias a ellos estos días han pasado volando, es tan simple como ver que al llegar a casa, me siento como en casa, que no me hace falta buscar vocabulario de hace dos o tres años de las clases de inglés, que no tengo que utilizar el traductor y mucho menos se me cansará el cuerpo de hacer todo tipo de señales para poder comunicarme. Que negativo y positivo es negativo, y nosotros hacemos que sea positivo porque no creemos en lo imposible y por ello, por más diferentes que seamos, nos sacamos las mismas sonrisas, porque necesitamos ese ánimo para sentirnos simplemente bien. Y esta es la relación que existe en nuestro pequeño y pasajero hogar que vamos a abandonar en 7 días, y al cerrar la puerta, lo haremos con felicidad porque desde el primer día que entramos lo hicimos con la una sonrisa en la cara, y la alimentamos a diario con recuerdos llenos de lágrimas porque  las risas eran tan inmensas que necesitábamos llorar. Así es la convivencia, o al menos esta ha sido nuestra convivencia.

Salir era el mayor de nuestros problemas, porque pocas veces coincidimos en lo que hacer en nuestro tiempo libre. Y justo cuando logramos coincidir en algo, pues salíamos tarde, como no... Es algo que tenemos en común, pensamos que somos puntuales y en realidad no lo somos. Bueno también tenemos en común el Hot Muffin, el gran descubrimiento de Domin, y es que en casi todas las salidas, alguno de nosotros tenía que pedirse esa mezcla de sabor caliente y frío, o directamente todos.


Otra cosa que también tenemos en común son las pocas ganas de pasar por el puente, porque siempre nos congelamos del viento y frío que hace, y aprovechamos para congelar ese momento con una foto.





Lo más bonito es sentarte, cuando sale el sol para compartir más sonrisas y diversión, y en mi caso un poco de locura, mientras se ven esas casas de colores al fondo, y el paso de los patos.







Que aunque no sea creíble al salir de fiesta también aprendes cosas, por ejemplo el tema del Give It Up tan ochentero aún suena en los clubs de adolescentes, y escucharlo dos o tres veces en la misma noche es un placer. Carbon se llama el club y me costó tres semanas entender porque ponía C6, soy de administración pero le he tenido que dar un repaso a la tabla periódica de los elementos.






Pues estos han sido mis queridos compañeros de esta aventura, experiencia o como queráis llamarlo, Domingo, Mohamed y Shaima. Os echaré de menos, y que sobran palabras.






El motivo real de estar donde estamos, son las prácticas,  que como comenté en mi anterior entrada lo hacemos en el GTI. Las personas que están ahí nos han acogido muy bien, y aunque a veces nos cueste comunicarnos, al final lo conseguimos. Nos han asignado cuatro proyectos para hacer,  de los cuales dos son de administración y los otros dos son de informática, cada semana uno de nosotros debe de ser el líder y se encarga de que el proyecto que le ha tocado se está haciendo correctamente. Todavía queda una semana y los proyectos no están terminados por ello no puedo dar una la conclusión final, pero tengo que decir que tal como lo estamos llevando a día de hoy está bastante bien.




Y esto es todo, hasta aquí me voy a despedir, ya que esta es mi última entrada, tengo que decir que al principio tenía muchas dudas, pero me alegro muchísimo de haber tomado la decisión de venir, que han sido unos días maravillosos y que recordaré para siempre, que han habido muchos alti-bajos, pero lo importante es cómo se saca todo adelante.


 Dar las gracias a las personas que han hecho que este proyecto Erasmus + sea una oportunidad para los alumnos, que podría estar un poco mejor coordinado y organizado, pero que ha sido maravilloso disfrutar de todo esto y sobre todo con mis compañeros. También dar las gracias a Galway por acogernos y a sus habitantes por tener paciencia con nosotros.

Me despido de Galway y de todo este mes, ya que ha sido un lugar maravilloso y unos días espléndidos.





¡GRACIAS!

martes, 22 de mayo de 2018

Mis primeros días en Italia

Me llamo Yasin, soy estudiante de grado medio de Administación. He sido elegido en el plan Erasmus+ para hacer parte de mis practicas en Padua, que es una ciudad del norte de Italia, en la provincia del Véneto. Tiene muchos estudiantes y muchos son extranjeros que hacen Erasmus. No es una cuidad muy grande pero tampoco muy pequeña, sobre los 200.000 habitantes. Es una cuidad preciosa, y aunque mi barrio (Arcella) no es que sea el más bonito, es el más multicultural de la ciudad y puedo hablar en dariya perfectamente con los vecinos. Vivo con cuatro chicas, dos francesas y dos españolas con las que me llevo muy bien.






He elegido Italia porque tenía muchas ganas de visitarla. Pensaba que me iba a costar acostumbrarme a esta rutina, que es muy diferente a la de Ceuta, pero no he tenido problema. El primer día que fui a presentarme estaba un poco nervioso, pero al día siguiente empecé bien. Mi jefa y la secretaria son muy buenas personas. Me cuesta comunicarme con la secretaria, pero poquito a poco.



Fuimos a Venecia, la capital del Véneto, mis compañeros de Ceuta y yo. Me pareció una cuidad muy bonita y los canales de la cuidad son espectaculares. Aunque estaba lloviendo nos lo pasamos muy bien, pero tengo que volver porque no pude montar en góndola y no fuimos a la plaza de San Marcos. Por suerte es fácil y barato, porque está a veinte minutos de Padua.










 Me alegro de tener como compañeros a Naryis, Hayar y Gian.



Muchas gracias a Juan Jesús por acompañarnos hasta Padua y darnos ánimos.

domingo, 20 de mayo de 2018

UNA HISTORIA QUE CONTAR

"Una historia que contar, un recuerdo que guardar"

   Parece que fue ayer cuando nos comentaban los profesores la posibilidad que teníamos como alumnos de Grado Medio del IES Puertas del Campo, de poder viajar al extranjero para terminar nuestras prácticas formativas. Teníamos la posibilidad de escoger el destino que quisiéramos, en base a nuestras posibilidades, yo elegí el sitio que más me llamaba la atención y el sitio que me sentiría más agusto, yo elegí Italia, elegí un futuro diferente. Tuve la suerte de ser seleccionado para emprender esta aventura.

Distancia que nos separa de la familia


   Parece que fue ayer cuando le decíamos a todo el mundo que nos íbamos, puesto que los días pasaban volando y desde las primeras reuniones hasta el día del viaje, todo pasó de rápido como un pestañeo. Costó mucho convencer a nuestros seres más allegados que la mejor opción era este viaje, pero mucho más nos costó convencernos a nosotros mismos, que no sólo existía la posibilidad sino que nos comprometimos a vivir esta aventura. Personalmente, no fue nada fácil dejarlo todo, o casi todo, por tal de desarrollarnos más y mejor como futuros trabajadores. Aún teniendo las expectativas claras, no fue nada fácil.

   No sabéis ni sé, realmente, cuantas veces mi conciencia me echaba para atrás, me decía que era una locura no sólo dejar a la familia a casi 2.317 km,  sino dejar las costumbres, las rutinas, las comodidades... No sólo era venir para ponernos a trabajar sino para desarrollarnos como seres individuales-independientes que somos: aprender a cocinar, limpiar y cualquier otra tarea que debemos hacer para subsistir.

    Llegó el día del viaje y nadie se podía creer lo que estaba pasando, la cosa es que era lo más real que estábamos viviendo en mucho tiempo. Nadie quería irse realmente, pero era algo que debíamos hacer, ya no sólo porque lo elegimos en su momento sino que nos comprometimos a realizar la movilidad de Erasmus +, yo personalmente tuve que hacer muchas gestiones para garantizar la posibilidad, gestiones que debí hacer en su momento, pero a falta de recursos para viajar no les di importancia. Gracias a la ayuda y el apoyo completo y sincero de mi abuela, quien tuvo que hacer muchos esfuerzos, realmente pude viajar. Y a mi novia también tengo que agradecer su comprensión y paciencia, para que también fuera posible este sacrificio. Así que ya no era sólo porque quería sino porque otros también así lo quisieron y así lo esperaban.



   Para realizar el viaje contábamos con nuestro profesor Juan Jesús, quien no sólo nos hizo el favor de guiarnos para llegar al destino sino que nos "bombardeó" con millones de consejos, que la verdad que me han sido y me serán útiles para vivir esta experiencia, sobre todo, una sola palabra: PACIENCIA. Muchas gracias por meternos en "este marrón", no en serio, gracias.

Muchas fueron las prisas para no perder el avión, pero finalmente nos subimos y emprendimos la aventura. Desde este instante fue cuando realmente empezaron a cambiar las cosas.





Fue un vuelo agradable y, en tan solo 2 horas y 15 minutos, llegamos a Bolonia, donde tuvimos que coger un autobús que nos llevara hasta la estación de trenes y de ahí hasta la Comuna de Padova.



   Al llegar a Padova, nos esperaba allí Marina, nuestra coordinadora de Xena (Centro de Intercambio y Dinámica Intercultural), quién nos llevó a cada uno de nosotros hasta la casa donde nos íbamos a hospedar a partir de ahora y también nos llevó hasta la empresa donde íbamos a realizar las prácticas. Para facilitarnos un poco las cosas, nos entregó una carpeta donde venían un montón de documentos con horarios, tarifas, mapas de trayectos de buses y ciudades vecinas que podríamos visitar. La ciudad es una pasada, ya que cuenta con un montón de lugares y edificios emblemáticos, como la Basílica de San Antonio de Padova, patrón de la ciudad, y el Prato della Valle, una plaza elíptica que cuenta con 90000 metros cuadrados, siendo la más grande de Italia y una de las más importantes de Europa. y que está rodeada por agua y plagada de estatuas.
Canal que rodea l'Isola Memmia



VIsta de la Basílica de San Antonio de Padova desde el Prato della Valle.


La verdad es que tuve mucha suerte de que me llevaran a una casa en la que me siento realmente cómodo, no sólo porque es agradable el casero sino porque la casa en sí cuenta con una serie de elementos que hacen que la estancia sea más cómoda.

Cuando hubo la ocasión nos reunimos mis compañeros y yo, para planear un poco las cosas que íbamos a hacer a partir de ahora, puesto que teníamos ciertas expectativas del viaje que realmente eran diferentes a la realidad, por ejemplo, las distancias entre nuestras casas.


Derby Sports
   En Derby Sports, un comercio que proporciona equipamiento deportivo a equipos y clientes, lugar donde iba a trabajar, cuando llegué y conocí al jefe, me di cuenta que también he tenido suerte porque me recibieron todos con una sonrisa y me comentaron las tareas que iba a desempeñar para ayudarles un poco con todo el trabajo que había que hacer, aparte de las tareas de administración que iba a realizar en cuanto volviera la chica que se encarga de realizar dichas tareas.


Parte de las instalaciones de Derby Sports.

Fausto (el jefe) y yo
    En la tienda, estoy realizando labores en el almacén, ayudando a todas las tareas que se me encomienden, de cierta manera, les estoy siendo muy útil para quitarles cierto peso de encima, ya que hay mucho por hacer. Laura, la chica que se dedica a las tareas de administración y quien es la responsable de enseñarme cómo tengo que adaptar mis conocimientos a "la manera italiana", no se encuentra debido a una baja que ha sufrido, entonces mientras esperamos a que se recupere y vuelva pronto, estoy siendo positivo, teniendo iniciativa y siendo muy trabajador. 

Algunas fotos de Padova


























  En un primer intento de ir a Venecia, nos quedamos a medio camino debido a las condiciones climatológicas que nos impidieron viajar hasta allí, entonce fue de camino a la estación de trenes donde nos encontramos una fiesta intercultural del barrio en que vivimos Yasin y yo, una fiesta en la Arcella. Básicamente, eran pequeños puestos donde se servía comida y bebida para todo el mundo, sin distinguir de razas o de orígenes, entre ellos pudimos conocer a franceses, albaneses, rumanos, argelinos y, como no, italianos. El motivo del encuentro era para que las personas que viven allí se conozcan y sepan que el barrio en cuestión es tranquilo y está unido, a pesar de las diferencias que no son nada notables.




Venecia
   Cuando tuvimos la ocasión, mis compañeros y yo nos propusimos viajar a Venecia, lugar que creo que casi cualquier persona quiere visitar debido a que es una ciudad emblemática, que no sólo cuenta con los famosos canales que rodean la ciudad y las góndolas que hacen que sea más atractiva, sino que es una maravilla antigua que tenemos presente hoy en día y, realmente, es algo peculiar que no se ve todos los días. Tenemos la suerte de que Padova y Venecia son vecinas, tan sólo lo separan 35 kilómetros, que viajando en tren a altas velocidades el viaje no dura ni un suspiro.
El día que escogimos para ir no era el mejor, puesto que el tiempo no acompañaba el viaje y habían muchos avisos de lluvia en el pronóstico, pero tampoco podíamos dejar escapar la ocasión de ir a visitar una de las ciudades más importantes no sólo de Italia sino del mundo, además que es difícil coincidir entre nosotros, tuvimos que ir si o si. 

   A continuación, algunas fotos significativas del viaje a Venecia y varios gif-resumen de todas las fotografías tomadas, o bueno, casi todas mejor dicho. Sólo digo que a todos nosotros se nos agotó la batería antes de tiempo, que si no, hubieran sido incluso miles, ya que a medida que vas caminando por la ciudad, te vas asombrando por todo lo que ves, no sólo la arquitectura sino la cantidad de personas que viajan, desde muy lejos, para conocer la ciudad en persona. Suerte que tuvimos nosotros:































  GIFs-RESUMEN




A pesar de las diferencias entre las expectativas, antes de venir, y la realidad, a posteriori, sin duda alguna, si me dieran una máquina del tiempo para cambiar algo en mi vida, de las últimas cosas que cambiaría sería este viaje. Gracias a todos los que hicieron posible que se cumpliera este sueño en común. Todavía nos queda todo un mes por delante para vivir nuevas cosas, entre ellas, visitar más ciudades que estén por los alrededores. En la próxima publicación se mostrará la evolución de las condiciones y se expondrán más imágenes con las que podréis ver todo lo que estamos viviendo.

 Este viaje es, significativamente, una historia que contar a nuestros amigos y familiares y, sobre todo, un recuerdo bueno que llevarnos al corazón y a la memoria de esta vida.